.

.

29 de abril de 2014

Las travesuras de Joaquín Victor González.

Una anécdota... un rumor... no sabemos, pero está buena. Quizás justifique las travesuras de los ex alumnos, dignos descendientes de un prócer travieso.

"En el año 1903, al inaugurarse el mausoleo de Belgrano y ser trasladados los restos del prócer desde la humilde tumba del atrio, desaparecieron unos dientes. 
Decía La Prensa:  - "Llama la atención que el escribano del Gobierno de la Nación no haya precisado en este documento los huesos que fueron encontrados en el sepulcro; pero no es ésta la mayor irregularidad que he podido observar en este acto. Entre los restos del glorioso Be1grano que no habían sido transformados en polvo por la acción del tiempo, se encontraron varios dientes en buen estado de conservación y ¡admírese el público! ¡esos despojos sagrados se los repartieron buena, criollamente, el ministro del Interior y el ministro de Guerra! (...) Que devuelvan esos dientes al patriota que menos comió en su gloriosa vida con los dineros de la Nación y que el escribano labre un acta con el detalle que todos deseamos y que debe tener todo documento histórico..." -
Parece que Joaquín y el ministro Ricchieri los devolvieron."


No hay comentarios:

Publicar un comentario